Colaboraciones 2008 - Página 2

Índice de Artículos
Colaboraciones 2008
I.QUE SE VAYAN
II. CORRE, CONEJO
III. LA ESTRELLA ERA...
IV. YA LO DECIA...
V. ¿DONDE ESTUVISTE...
VI. VOCABULARIO...
VII. INCREMENTO...
VIII. OBJETIVO...
IX. DEL BOSQUE
X. UN TIPO...
XI. FORTUNA
XII. UN MINUTO...
XIII. CALABAZAS
XIV. HE VENIDO...
Todas las páginas

 

 

I. QUE SE VAYAN LOS PULGONES

Madrid – Lunes, 19/05/2008

RESUMEN DE AGENCIAS

Un pequeño insecto de la familia de los áfidos ha invadido el entorno del río Manzanares. Miles de pulgones verdes se han reproducido junto a la ribera, devoran las hojas de árboles y arbustos, cuyos troncos empiezan a pudrirse (...) Un edil pidió al Ayuntamiento que "tome medidas inmediatas, antes de que estos parásitos lleguen a la Casa de Campo y al parque del Oeste". Decenas de vecinos se han quejado a Medio Ambiente por los picores y molestias de estos insectos.

Se veía venir, y mira que lo habíamos advertido. Ya al comienzo de la semana, informaba la prensa de la alarma que se había extendido entre el vecindario de la ribera del Manzanares: una plaga de Pulgón Verde estaba atacando los tiernos brotes primaverales, desde el puente de los Franceses hasta la plaza de San Pol. Y lo peor de todo: la virulencia del ataque del PV hacía temer una inmediata invasión del paraíso de la Villa y Corte, vulgo CdC, víctima propicia de todo género de plagas (domingueros de rancia tradición, armados con nevera y teleplasma, ciclistas de Armani con la bici tuneá, turistas de peluche al encuentro de Chulín, o como se llame ahora…), si bien este agente, el ya citado ‘Pulgón Verde’, se había mantenido siempre lejos de sus límites.

Claro que el vocablo ‘siempre’, en los tiempos que corren, viene siendo un concepto así como bastante relativo.

Y tanto. El jueves 22 de mayo (lo que viene siendo ayer mismo), a eso de la media tarde, poco más o menos, irrumpió en el coso de las Ventas…quiere decirse…en el sitio ese, con árboles y tal, una plaga o enjambre de seres dispuestos a comérselo todo y a hollar sin miramientos las veredas que jalonan (qué cursilada, madre mía) los pinares de la CdC. Una invasión de tal ferocidad que hasta los torerillos del tentadero cercano al MP, viéndole las orejas al Pulgón, tomaron las de Villadiego, arreando con el cacho-e-toro de maera y toa la pehca.

Y digo yo, decimos a coro: ¿Eran estos seres de confusa identidad (los invasores del jueves a las siete y media) una avanzadilla o vanguardia de la citada plaga? ¿El predominio del color Verde en su atuendo podría identificarlos como una variante hipertrofiada del temible Pulgón? Y lo que es peor: ¿El líder que les inoculaba una charleta previa al posterior ataque no era la encarnación misma del Pulgoso Mal, metamorfoseado en figura de mediofondista pretaporté? ¿Ein?

Porque vamos a ver: ¿Qué se ha creído esta gente? ¿Qué se les ha perdido aquí? ¿No tenían bastante con victimizar a los vecinos del Manzanares? Además, ¿por qué comen tortilla, siendo jueves? ¿No podían quedarse en su casa o irse a la taberna a tomarse unosss-boteyyine? ¿A qué viene esa manía de cansarse? ¿Por qué resoplan, pudiendo limitarse a chupar como los demás insectos? ¿No sería mejor que se lo pensaran la próxima vez y nos dejaran en paz, que estamos pero que muy a gusto sin que nos molesten personajes de semejante calaña?

Firmado: Pulga del Trillo, Chinche de Antequina, Libélula del Meaques, Mosquito Pinchaojos del Zarzón y de los Caños del Cagigal, Mosca del Vinagre y del Lago, Garrapata de la Puente de Garrapatas, Mosquita Muerta y 327 firmas del colectivo TAPIA (‘Tenemos que Acabar con los Pulgones, que nos Invaden con su Atletismo …de los c…).

 



You are here