Colaboraciones 2008 - Página 10

Índice de Artículos
Colaboraciones 2008
I.QUE SE VAYAN
II. CORRE, CONEJO
III. LA ESTRELLA ERA...
IV. YA LO DECIA...
V. ¿DONDE ESTUVISTE...
VI. VOCABULARIO...
VII. INCREMENTO...
VIII. OBJETIVO...
IX. DEL BOSQUE
X. UN TIPO...
XI. FORTUNA
XII. UN MINUTO...
XIII. CALABAZAS
XIV. HE VENIDO...
Todas las páginas


 

IX. DEL BOSQUE

Como hoy no puedo meterme con los jefes, hablaré sólo del bosque.

Ya el martes aparecieron los dimes y diretes acerca del dichoso bosque. Y quedó bien clarito que mide lo que mide; es más, que este bosque nuestro es ‘in-menso’, es decir, ‘no-mensurable’, ‘no-medible’, ilimitado, eterno e incontable, por más que haya quien se empeñe en llenarlo de tablas, placas, carteles, señales o hitos ahítos de numerillos.

Quienes lo hacen (el intento de medirlo, digo) son gente desconsiderada, esbirros al servicio de fuerzas malignas que quieren clasificarlo todo, porque para ellos todo tiene precio y todo es convertible a números y reglas y fórmulas precisas.

Y eso no puede ser.  

Empezaré desde el principio, o casi.

Para los celtas el bosque es un verdadero santuario en estado natural. El árbol no es más que un lazo entre la tierra y la bóveda del cielo que casi alcanza con su copa.

Lo que no sabemos con certeza es si la copa es la que uno esperaba o si se trata de una copa de RIOJA; pero bueno, esto que lo interprete cada quien como mejor le venga.

El bosque constituye la cabellera de la montaña, lo que le permite provocar la lluvia. En la India, los ascetas se retiran al bosque con el fin de solicitar la lluvia y purificarse.

Cabelleras, cabellereas… se me ocurren varias, aunque hoy no estuvieron: la de Nervios, la de Emiliocomunero, la de Maxi … lo justo para provocar una fina lluvia fertilizadora.

 Pero también el bosque tiene un carácter misterioso y devorador (‘Los árboles son mandíbulas que roen //  las entrañas de los seres esparcidos en el aire suave y vivo. // Son sus aliados la noche y la muerte…’).

Y tanto: a mí esta tarde algo me devoraba las entrañas a falta de 500 metros. Lo peor fue que incluso tuve que añadir los dichosos 100m hasta la papelera amarilla. ¿Pero por qué, señor? ¿No bastaba con la recta final?

Por todo ello, el bosque genera angustia y serenidad, opresión y simpatía. Menos abierto que la montaña, menos fluido que el mar, menos sutil que el aire, menos árido que el desierto y menos oscuro que la gruta, pero cerrado, arraigado, silencioso, sombrío, desnudo y múltiple, secreto.

Lo de ‘desnudo y múltiple’ así todo junto no acabo de verlo. Vamos que… si ponemos ahí en medio a Malagueta desnudo vestido solamente con un casco pues … es Malagueta, pero único, y no múltiple. Otra cosa es que apareciera desnudo por allí… no sé yo… por ejemplo... todo el harén de Guille. Eso ya sería otra cosa, más bien múltiple.

Desde otra perspectiva, el bosque representa las fuerzas incontrolables. Los terrores del bosque están inspirados en el temor a las revelaciones de lo inconsciente.

Si el inconsciente hablara, madre mía, la que se iba a armar. Si, qué sé yo, a Palacios o a Bruguera les diera por hablar sin pelos en la lengua acerca de lo lentos que somos la mayoría de nosotros…

En numerosas religiones, el bosque es el espacio del templo sagrado, centro de la vida y reserva de agua y calor asociados, una suerte de matriz universal.

Lo que me faltaba, una ‘matriz’ universal, o sea, un cachivache en el que cupieran todos los bebés a un tiempo, una guardería global. Esto ya me sobrepasa, la verdad, y juro que sólo he tomado una mahou.

En esa misma línea, constituye el bosque una fuerza maternal, fuente de regeneración; y así aparece en los sueños, como símbolo de seguridad y renovación.

Pues yo cuando sueño con el bosque ni me renuevo ni nada. Me renuevo (por dentro) con el Bio de Danone o con el Activia, pero si sueño con el bosque como que me canso mucho, y nada más.

En suma, es el bosque una inagotable reserva de vida y de misterio.

¿Comprendéis, ahora, criaturas/os, por qué las series en el bosque nos salen más rápidas que en la pista?

 

 



You are here